Los Colchones de Aire y su Cuidado

Martes, 16 Septiembre   

Lo más recomendable es airearlo con cierta asiduidad y girarlo para evitar su deformación, aunque también es conveniente realizar su limpieza empleando el aspirador periódicamente, como mínimo una vez al mes, para retirar y eliminar los restos de ácaros y de polvo.

Por otro lado, con el fin de evitar que los olores se adhieran al colchón, un truco muy efectivo consiste en empapar la pieza un poco y es polvorearlo con bicarbonato, el cual funciona como un infalible desodorante natural. Se dejará secar durante un rato, para luego eliminarlo con el aspirador.

Si el colchón en cuestión presenta alguna mancha, la solución más acertada para quitarla reside en aplicar una pasta, a base de agua y almidón, sobre la zona de la mancha. Dicha pista se frotará hasta que penetre en el propio colchón y se dejará secar. Más tarde, con un cepillo se podrán retirar los posibles restos.