Cambio de Somier a una cama Vieja

Cambio de Somier a una cama Vieja

Martes, 16 Septiembre   

Las camas viejas mantienen su valor estético pero en muchas ocasiones resultan excesivamente incómodas. Por eso es una buena solución mantener en cabecero y los pies de la cama pero añadir un nuevo somier.

Estas camas antiguas suelen estar compuestas por un cabecero, los pies, y unas barras longitudinales que unen el cabecero con los pies y que forman un rectángulo. En esas barras es donde se apoyaba el somier, que en pasadas épocas solía estar compuesto de alambres entretejidos redondos, material que en absoluto proporcionaba un descanso placentero.

Si estas son las características de la cama vieja bastará simplemente con quitar el viejo somier y colocar uno nuevo siempre que coincidan las dimensiones. En caso de que el somier sea algo más pequeño se podrán encargar unas barras de perfil cuadrado de hierro y colocarlas transversalmente a la cama. Para ello se soldarán o se unirán fuertemente a la cama y se apoyará el somier sobre ellas.

Si no son estas las características de la cama habrá que tener en cuenta que no es aconsejable que se sujeten el cabezal y los pies al somier, sino apoyar el somier en la estructura formada por el cabezal, los pies y su unión.